Hogares Neuquen

Bienvenido al sitio web Oficial de la Direccion General De Medidas de Proteccion - Ministerio de Desarrollo Social - Año 2012.

Para ver todos los contenido debe registrarse en el sitio web.

Contactos: hogaresnqn@hotmail.com

Direccion General de Medidas de Proteccion Neuquen

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas


    violencia familiar y maltrato

    Comparte
    avatar
    ManuelAndresViscarra

    Mensajes : 14
    Fecha de inscripción : 10/05/2011

    violencia familiar y maltrato

    Mensaje  ManuelAndresViscarra el Vie Sep 16, 2011 3:47 pm

    VIOLENCIA FAMILIAR:

    Las sombras de la infancia.

    La Violencia puede definirse como…

    Un comportamiento deliberado, que resulta o puede resultar, en daños físicos o psicológicos a otros seres humanos, y se asocia aunque no necesariamente con la agresión, ya que puede ser psicológica o emocional, a través de amenazas u ofensas.

    La violencia es considerada un crimen, y algunas formas de ésta son sancionadas, ya que por la ley, o por las normas que se establecen en el sistema social donde ocurren. (cita)

    Violencia Familiar…

    La familia es un organismo viviente, que modifica constantemente su estructura a fin de acoplarse a otros sistemas; esto implica que existe plasticidad estructural y posibilidad de dialogar con los componentes de su medio. Por lo tanto, una familia que no logra la adaptación a los cambios sufre perturbaciones destructivas, pudiendo derivar en maltrato a los niños.

    Existen diferentes tipos de violencia, entre los que se encuentran:

    Abandono: se debe a diferentes formas de negligencia infantil, que se producen en familias donde los padres presentan incapacidad de brindar a los niños los cuidados necesarios para asegurar un desarrollo sano y feliz.

    Estas negligencias pueden presentarse de forma física, con niños hambrientos, sucios y mal vestidos; donde sus padres les dejan solos durante largos periodos, ignorando sus enfermedades y sin recibir atención sanitaria adecuada; también puede presentarse una negligencia psicoafectiva, donde los niños son ignorados y/o rechazados por sus padres, sin afecto permanente, sin estimación social, ni cultural, como para un desarrollo socio cognitivo adecuado.

    Abuso: puede presentarse como violencia física o sexual. La más recurrente es el abuso sexual, donde un niño es víctima de un adulto, con fines de satisfacción sexual.

    Este delito puede tomar diversas formas, como son: prostitución infantil y abusos pedofílicos a nivel extra familiar y abusos incestuosos a nivel familiar. De lo anterior se desprende que no existe relación sexual apropiada entre un niño y un adulto, por esto, la responsabilidad recae exclusivamente en el adulto.

    El origen del abuso sexual es el abuso de poder de adultos sobre los niños, manipulando el vínculo afectivo familiar.

    Estas categorías, el abuso y el abandono, pertenecen a una categoría mayor que es el maltrato, en el cual estará enfocado este trabajo.

    Maltrato: es oposición a la noción de un buen trato y bienestar infantil; por tanto, está referido a todo comportamiento y/o discurso adulto, que transgreda las necesidades y derechos del niño.

    Existen dos tipos de maltrato, el visible y el invisible, y cada uno de estos puede expresarse de manera activa o pasiva:

    * Maltrato visible activo: se expresa con violencia física, implica tanto golpes como abuso sexual.

    * Maltrato visible pasivo: se refiere a omisión de intervención, en este caso se realiza conductas negligentes hacia los menores.

    * Maltrato invisible activo: corresponde al maltrato psicológico, que por su intensidad y frecuencia provocan daños en los niños.

    * Maltrato invisible pasivo: es el abandono, omitiendo las conductas de bienestar hacia los niños.

    FAMILIA, VIOLENCIA, Y MALTRATO

    La Familia Como Sistema…

    Desde el punto de vista de su estructura, la familia es un conjunto de miembros que se organizan en subsistemas, los cuales están separados por fronteras simbólicas, contribuyendo al funcionamiento de esta y su identidad.

    Este sistema familiar evoluciona permanentemente, produciéndose cambios estructurales y de relaciones, sin que ella pierda su existencia. Estos cambios pueden producirse en distintos niveles, tanto en individuos, en las relaciones entre sus miembros y en la constitución de los subsistemas.

    Impregnación, Apego y Familiaridad: son tres conceptos interrelacionados que hacen referencia al proceso de cohesión familiar, el cual es fundamental para asegurar los cuidados y la protección de todos, es decir, vincularse y permanecer vinculados, a pesar de los acontecimientos y del paso del tiempo. (Def. tres conceptos)

    Violencia en el Sistema Familiar: ocurre por una perturbación en el proceso de impregnación, produciéndose trastornos del apego, lo que genera diferentes tipos de maltratos transgeneracionales. Por lo tanto, los malos tratos que aparecen en una familia ocurren al no haber una familiaridad sana.

    Dinámica de Familias Maltratadotas…

    Diferentes factores obstaculizan el sistema parental, estos son desviados hacia objetivos que benefician sólo a los adultos.

    En palabras de Barudy, esto corresponde al fenómeno de "cosificación", o de utilización de los niños por los adultos, ya sea para resolver dramas históricos, o utilizándolos como rehenes en conflictos entre adultos (conyugales). Los niños pueden ser cosificados ya sea: 1.) Como una expresión de crisis y 2.) Como consecuencia de familias transgeneracionalmente perturbadas.

    Maltrato como expresión de crisis familiar : las familias se ven expuestas a diferentes momentos de crisis, ya sea perturbaciones intrafamiliares o perturbaciones de su medio ambiente. Esto provoca fluctuaciones en el entorno laboral, agotamiento de los recursos internos y materiales y/o psicosociales, y una disminución del tejido social, produciendo tensión familiar y estrés, donde los niños, por su debilidad, son los primeros en sufrir sus consecuencias.

    En estas crisis las familias se desestabilizan y deben cambiar su funcionamiento hasta encontrar nuevamente el equilibrio. El impacto de estas perturbaciones depende de su contenido e intensidad, como también de los recursos y la capacidad familiar para enfrentarlos.

    Cuando el adulto se ve sobrecargado por sus emociones, reacciona de manera impulsiva, para controlar a cualquier precio estas emociones desbordantes, lo cual trae consigo peligro para la integridad de sus hijos.

    Maltrato en Familias Transgeneracionalmente perturbadas: esto ocurre como consecuencia del trastorno de apego o la vinculación entre los miembros de la familia, la cual se desarrolla a través de dinámicas que a menudo se transmiten de generación en generación.

    Generalmente los padres golpeadores también fueros golpeados por sus propios padres, en un contexto comunicacional que les impidió reconocer su propio sufrimiento y desarrollar la compasión, por lo tanto, les es imposible sentir o representarse el dolor que causan a sus hijos. Este contexto comunicacional anormal es llamado "comunicación paradojal", ya que golpean, abusan sexual o psicológicamente, descuidan, y dicen que "es por su bien", "es por su culpa", o que "es necesario para su desarrollo".

    Las víctimas son incapaces de detectar estos mensajes contradictorios, debido a que experimentan, un proceso llamado "lavado de cerebro", que puede expresarse como:

    "Te amamos, te maltratamos, cállate, es normal".

    VIOLENCIA FÍSICA INFANTIL

    Causas de violencia…

    La agresividad corresponde a una mezcla de emociones, de comportamientos y de palabras, presentes en una familia, tiene la finalidad de producir la energía necesaria para la subsistencia del sistema, de tal manera de hacer frente a la adaptación del ambiente. Los padres que no saben manejar la agresividad pueden traer consigo la destrucción del sistema familiar.

    Estos padres se caracterizan por presentar diferentes trastornos o comportamientos causantes de los malos tratos:

    * Personalidad: padres que presentan algún desorden psicológico específico, que no saben controlar sus impulsos, presentan baja autoestima, y escasa capacidad de empatía. Lo anterior se relaciona con depresión y ansiedad.

    * Alcoholismo y Drogadicción: el consumo de sustancias se considera como un buen predictor de maltrato, los hijos de padres alcohólicos y drogadictos tiene muchas más posibilidades de ser víctimas de algún tipo de abuso.

    * Transmisión intergeneracional: el hecho de haber sido víctima de maltrato en la infancia esta fuertemente relacionada con la posibilidad de convertirse en padres maltratadores.

    * Cognición: las madres que tienen dificultad para expresar sus emociones, presentan negligencia para identificar las emociones en sus hijos, quienes ven dificultado su futuro desarrollo en el entorno.

    * Prácticas de crianza: las familias negligentes producen más interacciones padre-niño negativas y menos positivas.

    Violencia agresiva v/s Violencia Ideológica…

    En las familias existen rituales reguladores de la agresividad, para evitar la destrucción del sistema; cualquier falla en estos rituales puede desencadenar una situación violenta, que ponga en peligro a los miembros del sistema familiar. Con las fallas de estos rituales se producen dos tipos de violencia:

    * Violencia agresiva: corresponde a la ruptura del equilibrio familiar, produciéndose un desbordamiento de agresividad que sobrepasa los rituales destinados a controlarla y esto se traduce en golpes y abusos físicos del menor.

    * Violencia ideológica: es la utilización de un lenguaje inapropiado para hablarle a los niños, es totalmente opuesta a la conversación, impidiendo la expresión de la afectividad vinculada dentro de la vida familiar.

    Padres Violentos…

    Culturalmente se ha pensado que los padres poseen derechos absolutos sobre sus hijos, para criarlos. De acuerdo a esta tradición transgeneracional, se considera a los padres "duros" los mejores para educar a sus hijos, a través de la utilización de golpes, castigos corporales y amenazas. Las experiencias de vida de estos padres han atravesado por similares tipos de traumatismos.

    * Existen tres tipos de experiencias traumáticas paternas:

    1.- Experiencias traumáticas correspondientes a situaciones de abandono, de separación, y frustraciones precoces producto de trastornos del apego.

    2.- Experiencias que han marcado profundamente la existencia de este tipo de padres, corresponde a la de haber sido ellos mismos víctimas de violencia en su infancia.

    3.- Otros tipos de experiencia que influyen en padres maltratadotes es el haber sido sujetos de una socialización violenta y abusiva.

    * Ideologías de los padres violentos: entre los padres maltratadores se distinguen tres tipos de creencias que sustentan sus comportamientos violentos.

    1.- Creencias o los golpes que forman parte de creencias, de tipo altruista.

    2.- Creencias o golpes utilizados como instrumento para defenderse de una amenaza.

    3.- Creencias o golpes que forman parte de un derecho a la venganza.

    Violencia Conyugal…

    En parejas que se expresan a través de la violencia física, se manifiesta a través de una proyección violenta sobre sus hijos, sacrificándolos para mantener la paz conyugal, siendo utilizados como reguladores de la distancia conyugal. Cuando la violencia de la pareja pone en peligro la relación, desvían parte de esa violencia hacia los hijos.

    Estas parejas crean una circularidad donde los malos tratos conyugales conducen a una separación, pero basta que se aleje el uno del otro, para que aparezca nuevamente interindependencia y los deseos de recontactar al cónyuge agresor, reconstruyendo de este modo el sistema, sin poder salir de este.

    CONSECUENCIAS DEL NIÑO MALTRATADO: La Carrera Moral

    La principal consecuencia de los niños maltratados, corresponde a lo que Barudy ha denominado "Carrera Moral", que corresponde al sufrimiento de la víctima, la consecuencia del carácter traumático, y los mecanismos de adaptación desarrollado por los niños (procesos de aprendizaje de la violencia).

    Las experiencias del niño golpeado…

    Los niños violentados reciben golpes que les provocan un intenso dolor y que los someten a un contexto de terror, por los comportamientos abusivos de sus padres, que deberían simbolizar fuentes de cuidado y protección. Por lo tanto, el niño vive permanentemente en un clima de inseguridad e indefensión provocada por las reacciones imprevisibles del adulto violento o por indicios de que va a ser golpeado.

    Consecuencias traumáticas…

    Los golpes producen un daño físico, pero también constituyen traumatismos que provocan diferentes manifestaciones de sufrimiento psicológico.

    * Mecanismos de adaptación a la violencia: los niños y niñas pueden desarrollar estrategias comporta mentales específicas para adaptarse a la violencia familiar, esos son:

    - Hacerse "transparente", comportándose extremadamente obediente, pasivo y poco exigente para pasar desapercibido, evitando provocar un acceso de violencia.

    - Adaptación de un personaje de niño "malo", con comportamientos violentos y provocadores, asumiendo así la responsabilidad de los castigos y golpes.

    Estos comportamientos son resultado del doble vínculo, donde el niño acepta los mensajes de la comunicación distorsionada, porque sus padres les impiden reflexionar y denunciar el carácter paradojal de estos.

    - Teoría de la "identificación" con el agresor, más comúnmente en niños varones, presentan una necesidad compulsiva de dominar, abusar y agredir a los demás, para defenderse de sus miedos, angustias e impotencias provocadas por el agresor.

    Estos tres mecanismos tienen como consecuencia posibles adolescentes agresivos, padres maltratadotes o violencia conyugal.

    Consecuencias Psicosociales…

    Huellas invisibles que constituyen secuelas psicológicas y sociales que pueden ser:

    * Trastornos de la identidad

    * Ansiedad crónica

    * Desconfianza a los demás

    * Trastornos de aprendizaje y retardo en el crecimiento

    * Desesperanza y Depresión

    * Autodestrucción y autocastigo

    Intervenciones…

    Existen diferentes formas de abordar esta problemática, una de ellas es la intervención judicial (Ver anexo 1), que tiene que ver con lo que establece la ley sobre las sanciones aplicadas a los sujetos maltratadotes.

    Otra forma de intervención es un gran variedad de redes sociales (Ver anexo 2), las cuales son diversas organizaciones o instituciones que se preocupan de la prevención y reparación de la violencia familiar.

    Estos organismos deben participar en forma colectiva para una mejor utilización de los recursos y competencias.

    Así este modelo integrado de intervención socio-judicial y de terapia estructuran el proceso de influenciar las dinámicas violentas y los distintos momentos de su evolución.

    Este programa, por lo tanto, debe realizar una prevención primaria (actuar sobre las causas que generan el maltrato), prevención secundaria (detección y tratamiento precoz de casos de maltrato) y prevención terciaria (reducir la proporción y la gravedad de las secuelas).

    Al aceptar esta realidad que hoy día nos atañe, podría conducirnos hacia nuevas y amplias posibilidades de prevención de este fenómeno tan trágico para la existencia de los niños.

    CONCLUSIÓN

    (Cerrar todos los puntos abordados en el trabajo)

    El empleo de castigos físicos como medio para controlar el comportamiento de los hijos es una costumbre presente tal vez en todas las culturas, y su práctica se considera algo natural. Hay variaciones en cuanto a su aceptación e implementación, según el nivel sociocultural de las familias.

    En ocasiones el castigo físico es francamente dañino y entonces se habla de maltrato al menor, el abuso sexual y el incesto son formas más encubiertas de maltrato al niño dentro de la familia, pero las denuncias nos hablan de que no se trata de fenómenos aislados, sino que día a día hay miles de niños padeciendo este sufrimiento, y no hay nadie que logre escuchar su silencio.

    Otros tipos de abuso son los extrafamiliares que quedan de manifiesto cuando ocurren casos de prostitución, violación, trabajo discriminado de menores; los que van aumentando cada vez más la probabilidad de caer en este "Círculo de Violencia".

    A veces los niños no son víctimas directas de acciones violentas, sino observadores de agresiones dentro del hogar, sobre todo entre sus padres. Así aprenden que las faltas de respeto y los golpes son medios válidos para solucionar diferencias a costa de la integridad física y emocional.

    El descuido o crianza negligente es también una de las formas más comunes y menos diagnosticada de maltrato al menor. La que se puede deber a negligencias culturales o contextuales, como lo son una crianza inadecuada, carencias educativas, la pobreza, no sólo en términos económicos, sino también emocionales y experienciales.

    Por último, debemos recordar que la familia debe ser vista como un sistema, y para poder comprender los trastornos que en ella se producen, es de vital importancia primero analizar su estructura y las normas que la rigen.

    "Hay eventos traumáticos terribles que reducen a los seres humanos a su más mínima expresión, tanto a los que los provocan, como a los que los sufren. Recuperarse de ellos es tarea muy difícil, sólo algunos lo logran" (Arón, A. en Barudy, 2001)


    No debemos olvidar que "Los niños tienen derecho a ser protegidos de toda forma de maltrato, abandono, explotación y violencia. Las sociedades deben eliminar toda forma de violencia contra los niños".( Naciones Unidas, 2002)

    Como reflexión final podemos decir que "los niños son como las esponjas, que frente a los traumas y a las inclemencias del tiempo, se encogen, se deforman, pero luego de un tiempo son capaces de recuperar su forma primitiva, se expanden, se esponjan, crecen". Esta es una invitación a recordar que los seres humanos podemos ser resilientes y que un pasado doloroso no es determinante de una vida de dolor vivido y transmitido.

    Paulo Vergara

      Fecha y hora actual: Sáb Sep 23, 2017 3:08 pm